Noticias

Nin Novoa ante Comisión Interamericana

América avanzó mucho en defensa de los derechos humanos, pero aún es la región más desigual del mundo

Publicado: 25.10.2017

“La existencia de un mecanismo hemisférico de protección y promoción de los derechos humanos se torna fundamental e imprescindible para América”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, en la apertura del 165.° período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Expresó que este continente "ha dado grandes pasos en esta materia, pero sigue siendo la región más desigual del mundo”.
Canciller Rodolfo Nin Novoa
Pie de foto: Canciller Rodolfo Nin Novoa

“De las tareas que atañen a la agenda del Ministerio de Relaciones Exteriores, esta es una que nos compromete de manera pronunciada, por la jerarquía, significación y gravitación que las luchas por los derechos humanos tuvieron en la conformación de nuestro personal itinerario político en tiempos oscuros de libertades y garantías conculcadas”, dijo Nin Novoa, en referencia a la dictadura (1973-1985), en la apertura del 165.° período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Nin Novoa añadió que el presente período de sesiones, desarrollado desde el lunes 23 hasta el viernes 27, es muy especial para Uruguay, “no solo por el profundo compromiso” asumido con el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, sino porque es la primera vez que la Comisión Interamericana sesiona en este país, “tan ligado a lo largo de su historia a las causas de la paz, de la democracia y del estado de derecho”.

Mencionó que la referida comisión ocupa un rol fundamental en la protección de los habitantes del continente ante violaciones de sus derechos humanos y que ha servido para restituir y fortalecer los sistemas democráticos y el estado de derecho en el hemisferio, así como para contribuir a la paz y estabilidad regional.

“Ha trabajado de manera autónoma, lo que le ha permitido conseguir sus objetivos aun cuando algunos contextos políticos, a nivel nacional, eran adversos. Esta modalidad de trabajo debe seguirse fortaleciendo, de acuerdo a nuestro parecer”, añadió Nin Novoa.

Expresó: "América ha dado grandes pasos en materia de derechos humanos, dejando en el pasado etapas que en nuestra memoria recordaremos con pesar. Sin embargo, no se puede ignorar que todavía enfrenta enormes dificultades. América Latina sigue siendo la región más desigual de todas”.

“En el contexto regional actual, de fragilidad y amenaza a la institucionalidad democrática, de vulnerabilidad de los derechos y libertades fundamentales de distintos grupos poblacionales y, por si fuera poco, en un contexto donde los desastres naturales han arremetido en la región y ocasionado consecuencias devastadoras, es que la existencia de un mecanismo hemisférico de protección y promoción de derechos humanos se torna fundamental e imprescindible”, sostuvo.

“Quienes actuamos en ámbitos políticos y sociales tenemos que estar atentos ante la amenaza que suponen algunas tonalidades que comienzan a teñir, negativamente, el temperamento de la época”, advirtió.

“Que el malestar, la ira o la indignación, muchas veces justa y legítima y otras tal vez no, que en ocasiones se instala en nuestras sociedades en estos tiempos de hiperconectividad aumentada y amabilidad disminuida no termine abriendo camino a la legitimación de avasallamientos a los derechos humanos”, sentenció.

“Es primordial continuar avanzando hacia la integridad del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (que conforman la Comisión Interamericana, con sede en Washington, y la Corte Interamericana, con sede en San José de Costa Rica), instando a los estados a ratificar los instrumentos que lo componen y respaldando la actuación de la comisión en el marco de sus competencias”, enfatizó.

Relaciones exteriores, Derechos humanos

Accesos rápidos