Noticias

Mujica en Montes del Plata

“La ley de la naturaleza es el cambio y el hombre puede contribuir a administrarlo”

Publicado: 08.09.2014 14:00h.

La ecología no es “condenarse a la fotografía de un tiempo, sino entender que la ley más importante de la naturaleza es el cambio y el hombre puede contribuir a administrarlo”, señaló el Presidente José Mujica en la inauguración de la planta de Montes del Plata. La humanidad recupera los desastres que hace, por eso cree en quien “reconstruye, piensa, sueña y se bate a largo plazo por el porvenir”, añadió.
Presidente de la República, José Mujica
Pie de foto: Presidente de la República, José Mujica

El Presidente Mujica participó junto a autoridades departamentales y nacionales participó en la inauguración del complejo industrial de la empresa forestal Montes del Plata, en Punta Pereira, departamento de Colonia. En su discurso agradeció a los empresarios, a los técnicos que hicieron posible "esta maravilla producto del ingenio humano" y a los trabajadores, "que tras de su pan pasaron días y noches para lograr esta concreción".


También resaltó: "fueron muy importantes los trabajadores de otras lenguas, con quienes me encontré muchas veces en Colonia y casi no sabían hablar en español". 


Asimismo, dentro de la lista de agradecimientos, Mujica nombró a la juventud uruguaya, "los que estudian tecnología y tienen la posibilidad de conseguir trabajos calificados y que a la sombra de una gran empresa pueden desarrollar su profesión". 


Dijo que aprendió mucho de esta fábrica preguntando “a la gente de a pie”, ya que “por la vida hay que andar con los ojos y orejas abiertas para extraer conclusiones”.


Señaló que el beneficio económico para el país es muy grande y sostuvo que se trata de una zona franca de nuevos proyectos necesaria, porque cuando el gobierno del Frente Amplio asumió la primera preocupación de la gente era el trabajo y se decidió políticamente hacer todo lo posible para generar trabajo, porque “era eso lo que marcaba la coyuntura de ese momento”.  “Si el país llegara a atravesar por condiciones parecidas tendrá que volverlo a hacer”. 


Agregó que reconoce que hoy hay mejores ingresos y “estamos más exquisitos de paladar, ya no estamos tan pobres ni tenemos esa tasa de desocupación, por lo que así como los ciudadanos reclaman más el país también reclamará más".


En cuanto a la preocupación por las plantaciones de eucaliptus en Colonia, dijo que “es un clavo remachado plantar eso en Colonia”. 


Finalmente reconoció que en alguna época creyó, en base a lecturas, que “el eucaliptus era un árbol imperialista”. “Hoy me río de mi mismo, como si los árboles tuvieran la culpa de los desastres que puede hacer la gente con ellos”, expresó.  


Agregó que “la vida fluye hacia un lado y hacia otro, el juego de cambios de la naturaleza es muy grande”.


Dijo que “la naturaleza es porvenir pero no creo que la ecología sea condenarse a la fotografía de un tiempo, sino entender que la ley más importante de la naturaleza es el cambio y que el hombre puede contribuir a administrar los cambios”. 


Por últimio, consideró que el hombre donde hizo desastres es capaz de recuperar el entorno. “El hombre puede destruir mucho pero también puede reconstruir” por eso —dijo— “hago votos por el hombre que reconstruye, piensa, sueña y se bate a largo plazo por el porvenir”.

 

Economía, producción y energía, Vivienda y Medio Ambiente

Accesos rápidos