Noticias

Mujica en acto de Embajada de Argentina

América Latina precisa un gigantesco paragolpe de unidad para afrontar el futuro

Publicado: 23.05.2014 16:46h.

América Latina necesita “un nosotros” para afirmar el “gigantesco paragolpe” que necesitan los países de la región para negociar en este mundo cada vez más complejo política y comercialmente, advirtió el Presidente José Mujica, al hablar este viernes en la residencia del embajador de Argentina en Uruguay, Dante Dovena. El acto se organizó para celebrar, con dos días de anticipación, el 204 Aniversario de la Revolución de Mayo.
El Presidente José Mujica habla en el acto por el 25 de Mayo flanqueado por el embajador de Argentina, Dante Dovena
Pie de foto: El Presidente José Mujica habla en el acto por el 25 de Mayo flanqueado por el embajador de Argentina, Dante Dovena
Cerca del mediodía de este viernes, el Presidente Mujica llegó a la residencia de Dovena, en el barrio montevideano de Carrasco, para participar de la celebración del 25 de Mayo de 1810, la fecha emblemática de Argentina que recuerda el comienzo de la revolución emancipadora de esta parte de América del colonialismo español.

Hoy se necesita estar unidos en la región, “a pesar de todas las contradicciones”, comenzó su alocución Mujica, tras las palabras iniciales del embajador anfitrión.

“Es una época donde se crea, nos guste o no, una cultura de carácter mundial, que no va a poder ahogar ni lo nacional, ni lo local ni lo autónomo”, apuntó. “Pero, incuestionablemente, las generaciones que vienen van a hablar dos o tres idiomas, se van a comunicar aceleradamente por Internet y van a tener amigos en todo el mundo”, reflexionó.

“En ese mundo, que yo no voy a vivir, ¡ay de los débiles, de los pequeños! El único lenguaje es juntarse con los iguales para no ser tan débil ni pequeño”, insistió.

A juicio del Presidente de Uruguay, esto supone mirar lejos, por encima de nuestras contradicciones. “América Latina es una patria en común que no pudieron gestar los libertadores”, enfatizó.

“No vamos a dejar de ser Uruguay, Chile, Argentina, Bolivia, Perú, etcétera. En cada uno de esos lugares hay pagos más pequeños, que son identidades culturales que van a sobrevivir, pero necesitamos un “nosotros”, un paragolpe de carácter gigantesco para poder negociar en ese mundo que va a venir", alertó.

Para Mujica, no es sencillo ni está a la vuelta de la esquina. “Hay que tener en cuenta y considerar el Estado nacional y los intereses locales que se nos van a ir atravesando por todas partes, pero al mismo tiempo hay que mirar lejos”, puntualizó.

Refiriéndose a las gestualidades del mundo, hizo mención a la Unión Europea, esa vieja Europa “que lleva 50 años juntándose con lenguas, tradiciones, culturas distintas, sobreponiéndose por encima de guerras”.

“Y la vieja Europa tiene problemas, vaya que los tiene; pero no ha decidido disolverse, por el contrario, ha constituido la unidad económica y social más fuerte que hay en este mundo por el momento”, describió.

Del otro lado en el horizonte, continuó Mujica, se levanta un gigante multinacional con 5.000 años de historia, y más a retaguardia, India, con todo su pasado, su tradición. “Ese es el mundo que va a venir”, advirtió el mandatario.

En esa misma línea de reflexión, aludió también a África, “el continente que más crece”.

“En ese mundo para tallar tenemos que estar juntos por encima de las miopías y de las pequeñeces que podemos tener coyunturalmente los gobiernos, no los pueblos”.

Frecuentemente, los gobiernos no estamos a la altura de las necesidades históricas que tienen nuestros pueblos.

“Hay que pedirle perdón a nuestros pueblos, porque no han podido dar gobiernos un poco más inteligentes, capaces de mirar más lejos”, concluyó Mujica.

Sin categoría

Accesos rápidos