Noticias

Debe estar en las grandes decisiones

José Mujica: “América Latina debe tener un integrante en el Consejo de Seguridad de ONU”

Publicado: 16.07.2014

Con el objetivo de acercar las grandes economías emergentes, la sexta cumbre del grupo conformado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (BRICS) sumó al cierre de los debates este miércoles en Brasilia a los gobernantes y cancilleres de otros 11 países latinoamericanos. Mujica destacó a su turno la importancia de este encuentro y abogó por la integración de algún Estado de nuestra región al Consejo de Seguridad de la ONU.
Cumbre del BRICS y América Latina en la atención mundial
Pie de foto: Cumbre del BRICS y América Latina en la atención mundial
El Presidente de Uruguay, José Mujica, tras agradecer a su par brasileña Dilma Rousseff por la invitación a este influyente foro de 16 países, señaló que América Latina “es la región más rica, pero también la más injusta de la Tierra” en cuanto a distribución, y estamos así por las decisiones tomadas hace muchos años por los gobiernos coloniales.

“El mundo colonial nos dejó insertados de este modo y hemos navegado casi dos siglos sin mirarnos entre nosotros, casi con más relación con París que con los vecinos de al lado”, lamentó.

“Esa es la historia de nuestra independencia y por eso nos cuesta tanto la lucha por la integración”, agregó ante sus pares de la región y del BRICS reunidos en Brasilia por primera vez desde la conformación de este bloque integrado por las mayores economías emergentes.

Esta reunión se concretó tras las dos jornadas de sesiones del BRIC, cuyo primer capítulo tuvo como sede la nororiental ciudad brasileña de Fortaleza, donde la anfitriona Rousseff y sus pares Vladimir Putin, de Rusia, Xi Jinping, de China, y Jacob Zuma, de Sudáfrica, y Narendra Modi, primer ministro de India, aprobaron dos grandes iniciativas económico-financieras calificadas por expertos de suma importancia internacional.

Se trata de la creación del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD), que financiará especialmente proyectos de infraestructura, y del Acuerdo de Reservas de Contingencia (CRA, por sus siglas en inglés), que deja a disposición de los estados partes un fondo conjunto de 100.000 millones de dólares para afrontar posibles tormentas financieras internacionales.

Costo de crisis ambiental cae sobre los pobres
Mujica reflexionó sobre los distintos planos del término sustentable, y uno de ellos es “la responsabilidad que tenemos todos los países de cuidar el planeta”.

“No hay ningún país, por más poderoso que sea, capaz de resolver este dilema ambiental por sí mismo, sino que es un desafío que tiene la humanidad toda, aunque la responsabilidad le cabe en primer término” al mundo rico.

Ninguna medida nacional puede afrontar la catástrofe climática y ambiental que ocurre. “La humanidad tiene que hacerse cargo y tomar decisiones de carácter mundial”, aunque esas decisiones signifiquen recortes de soberanía y pérdidas económicas, advirtió.

Agregó que, sin política adecuada ni gobernanza, el costo de esas consecuencias caerá sobre el mundo pobre, y este es el primer asunto que hay que atender. “Por eso América Latina debe tener a alguien que integre el Consejo de Seguridad de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) para llevar la batalla adelante”, abogó.

Inclusión social
En otro orden, el mandatario uruguayo sostuvo que la inclusión social es uno de los principales objetivos que debe proponerse un país.

“Quien descuide la cuestión de las políticas salariales poco contribuye a la equidad en la sociedad”, apuntó.

Por tal razón es que los estados tienen una enorme responsabilidad y, si se quiere ser competitivo, se tiene que hablar y discutir cuáles son los aspectos generales del salario, añadió.

Al respecto puso de ejemplo el propio Uruguay, donde funciona el sistema de Consejo de Salarios, en los que participa el Estado, contribuyendo a la equidad social.

Los estados son enormemente responsables en este aspecto, insistió tras reconocer que es un concepto conflictivo pero no por ello se debe mirar para el costado.

“Los gobiernos tienen que generar políticas de redistribución”, lo cual significa sacarle a los que más tienen para darle a los más débiles, y esto no solo es política social sino que termina siendo política económica”, explicó.

Mujica consideró que “la peor pesadilla de nuestros tiempos” es la dependencia de los mercados financieros. “Padecemos la globalización, no la gobierna nadie y avanza peligrosamente, es la cosa más libertaria del universo, capaz de dominar estados, sujetar gobiernos y tener presidentes prácticamente presos”.

Por este motivo, abogó por la creación de “cualquier ventana” que surja para trabajar por el planeta. “Si tenemos medios para gastar 2.000 millones de dólares por minuto en presupuestos militares”, quiere decir que el mundo cuenta con recursos para esta batalla del ambiente, aseguró.

“Lo que falla es la alta política al respecto”, sentenció. En ese sentido, saludó al grupo BRICS porque empieza a ofrecer una ventana para analizar estos problemas. “Hay que actuar ya, porque no nos quedan muchos caminos”, finalizó.

Rousseff, Xi y Putin
En el marco de la ronda de discursos se destacó el de Rouseff, quien abogó por la integración latinoamericana y extrarregión. También hizo lo propio Xi, quien compartió el objetivo indicado de que China y el BRICS en conjunto contaran con un socio fuerte, integrado y próspero como América Latina.

Por su parte Putin resaltó el interés de Rusia en América Latina y su deseo de ver esta región “como un jugador de primera actuando en el escenario global multipolar” que existe en la actualidad.

Sin categoría

Accesos rápidos