Noticias

Audición Radio Uruguay

Mujica defendió la diversificación de políticas energéticas

Publicado: 14.05.2013

El Presidente José Mujica recordó las “cifras escalofriantes” que pagó el país desde la década de 1990 en la compra de energía durante períodos de sequía, debido a la falta de inversión en esa área. Destacó el avance en materia de “políticas tendientes a multiplicar las formas de generación de energía eléctrica, como los molinos de viento, la biomasa, la generación fotovoltaica y la instalación de una planta regasificadora".
Presidente de la República, José Mujica
Pie de foto: Presidente de la República, José Mujica

El Presidente José Mujica señaló en su audición de Radio Uruguay la importancia de la energía eléctrica para la población y el crecimiento de la economía. “Todos sabemos que frecuentemente para que se procese una inversión productiva hay que garantizar la disponibilidad de energía eléctrica y con esta relación se asegura la aparición, entre otras cosas, de puestos de trabajo”, manifestó. 

 

El Presidente reflexionó: "El progreso tecnológico de nuestra vida impone un constante aumento del consumo de energía eléctrica por familia y por el conjunto de la sociedad". También enfatizó que “cuando no crece la posibilidad de aumentar la generación de electricidad hay una fuerte afectación en la vida, sobre todo en la marcha en la economía de la sociedad. Esto es casi una regla inexorable”. 

 

Destacó que los avances tecnológicos determinan un aumento de consumo, que en Uruguay se sitúa en un 6 o 7 % e inclusive más, y recordó que en los veranos se produce un gasto mayor debido a la cantidad de aparatos de aire acondicionado. "Por tal motivo, atender el crecimiento futuro de la demanda eléctrica obliga a prever conjuntos de inversiones y decisiones con varios años de antelación, porque son problemas que no se pueden resolver en un mes o de un año al otro”, consideró. 

 

También destacó que en Uruguay durante la década de 1990, una vez que se agotó la energía que podían generar las grandes fuentes hidráulicas y finalizó el aprovechamiento de las fuentes de embalsamiento de los grandes ríos, se volvió necesario tomar otro tipo de medidas. En tal sentido dijo: “Todos sabemos que no hay energía eléctrica más económica que la que pueden generar las represas. A lo largo de la década del 90 el país quedó anestesiado en materia de decisiones en esta área, porque los gobiernos de la época cayeron en la percepción de que iba a abundar la disponibilidad para comprar energía eléctrica sin hacer grandes inversiones si surgían elementos de necesidad”. 

 

En ese sentido, agregó que “existen varias actas donde distintos técnicos volcaban la visión de que las reformas hechas en el gobierno de Menem, en Argentina, creaban condiciones que garantizaban la abundancia de energía eléctrica y disponibilidad de gas”.  “La conclusión que se sacaba era que convenía comprar cuando se necesitara, no había apuro y el país quedó anestesiado en la necesidad o la urgencia de hacer inversiones importantes en ese aspecto. Apenas en algún apuro hubo que ensayar algún remiendo que resultaba una solución cara, pero fue lo que se pudo hacer”, agregó.

 

Mujica agregó que “si sumáramos el sobrecosto que hubo que pagar en lo que se llama 'el mercado de spot', cada vez que nos vimos obligados a comprar energía en Argentina, nos encontraríamos con cifras que resultan escalofriantes y, sumadas a lo largo del tiempo, no son otra cosa que la financiación de lo que tenemos que gastar ahora para encontrar soluciones más definitivas”. 

 

El Presidente señaló que en la última gran sequía el sobreprecio de la energía eléctrica que faltaba es muy cercano al costo total que implicará la instalación de la regasificadora con su escollera. “Esto da la idea del despilfarro de recursos que supuso haberse dormido en las decisiones de la década del 90”, enfatizó.

 

En este sentido, detalló las nuevas medidas que se adoptarán, como una interconexión potente con Brasil para tener un mercado alternativo y, a su vez, "facturar un acuerdo para el caso que nos tengan que vender energía eléctrica nos va a cobrar al precio interno del país, como si fuéramos un estado brasileño". 

 

Según Mujica, la dependencia energética implica "una situación frágil", por lo que valoró especialmente la política de multiplicar todas las formas de generación de energía eléctrica y la construcción de molinos de viento, la multiplicación de biomasa, el inicio de la generación fotovoltaica y la apuesta por una usina generadora que pueda funcionar a gas. “Esto es una consecuencia, el país debió haber encarado estas cosas muchos años antes y la hubiéramos financiado con el plus que hubo que pagar en los tiempos de sequía. Sería bueno que aprendiéramos de nuestra propia historia”, finalizó el Presidente.

Sin categoría

Accesos rápidos