Noticias

Desarrollo del interior del país

Programa de Microcrédito Rural amplió monto de préstamos a 60.000 pesos para producción y vivienda

Publicado: 08.11.2019 13:32h.

El Ministerio de Ganadería anunció una nueva línea de crédito a largo plazo, con financiamiento a 18 y 24 meses con un tope de 60.000 pesos, a la que pueden acceder trabajadores rurales que hayan trabajado hasta cuatro veces con el Programa de Microcrédito Rural para vivienda e inversiones productivas. El programa desembolsó 31 millones de dólares hasta el 31 de octubre en 45.777 créditos a los que accedieron 14.540 personas.
Productor rural
Pie de foto: Productor rural

El anuncio se realizó en la sede del Ministerio de Ganadería con la presencia del ministro interino, Alberto Castelar; el director de Desarrollo Rural, José Olascuaga; el encargado de la División Financiamiento Rural, Gregorio Martirena, y el gerente general de Fundasol, Jorge Naya.

Es una herramienta financiera dirigida a productores familiares, asalariados rurales y habitantes de poblaciones de menos de 5.000 habitantes. Cuenta con tres líneas de crédito: productiva, de vivienda y libre disponibilidad.

La nueva línea de crédito a largo plazo, con financiamiento a 18 y 24 meses, tiene un tope de 60.000 pesos y pueden acceder a ella las personas que utilizaron estas líneas de crédito por lo menos cuatro veces, sin atrasos. Esto se aplica para vivienda y, en la línea productiva, solamente para inversiones.

La de libre disponibilidad funciona como un préstamo al consumo general, aclararon las autoridades. Se puede solicitar hasta 7.500 pesos la primera vez. Si la persona es buena pagadora, en la segunda solicitud el máximo es de 10.000 pesos, en la tercera 12.500 y desde la cuarta vez en adelante 15.000 pesos.

La línea productiva atiende la demanda productiva agropecuaria y no agropecuaria. Se puede destinar, por ejemplo, para comprar fertilizantes, semillas, laboreo, animales o productos veterinarios, y también para que un asalariado compre el apero, las herramientas para alambrar o una motosierra.

En la línea de vivienda, los montos son similares a los de la línea productiva. Estos créditos son para pequeñas refacciones. La diferencia entre el de vivienda y el productivo es que se necesita la firma de todos los integrantes del núcleo familiar mayores de 18 años que tengan ingresos.

Todos estos créditos son a 3, 6 o 12 meses, con pagos mensuales de interés y amortización. En el caso del productivo se puede ajustar el pago de la amortización a la producción, pero los intereses se pagan todos los meses.

La tasa de interés es al 30 % efectivo anual, aunque si se cumple con todos los pagos en fecha, hay una bonificación: se recalcula la última cuota para que quede al 25 % de interés.

El programa del Microcrédito Rural desembolsó 31 millones de dólares hasta el 31 de octubre por un total de 45.777 créditos a los que accedieron 14.540 personas (50,5 % mujeres). El 66 % ha operado entre 2 y 19 veces con el programa. Actualmente, hay 17 analistas de crédito y 154 comités trabajando en Artigas, Salto, Paysandú, Rivera, Tacuarembó, Cerro Largo, Rocha, Treinta y Tres, Lavalleja, Durazno, Florida, Canelones, San José y Soriano.

Políticas sociales , Economía, producción y energía

Accesos rápidos