Noticias

Período 2015-2020

Mevir construye 500 viviendas en zonas rurales de Canelones e invierte más de 33 millones de dólares

Publicado: 19.12.2018

“Mevir terminará este período de gobierno (2015-2020) con más de 500 viviendas edificadas en pequeñas localidades de Canelones, con una inversión que llega a 33 millones de dólares”, dijo en su visita a Tala la presidenta del organismo, Cecilia Bianco. Allí se realizó el cierre anual del programa de vivienda rural, tras construir y refaccionar 14 soluciones habitacionales junto con los vecinos participantes.
Entrega de viviendas de MEVIR en Tala, Canelones
Pie de foto: Entrega de viviendas de MEVIR en Tala, Canelones

Al final de este quinquenio de gobierno se habrán edificado 500 soluciones habitacionales, que incluyen también las reformas, que son totales, porque las casas se dejan a nuevo, indicó Bianco este martes 18 a la Secretaría de Comunicación Institucional, tras visitar las intervenciones realizadas por la Comisión Honoraria Pro Erradicación de la Vivienda Rural Insalubre (Mevir) en la zona rural de Tala, en el cierre del programa en el salón Los Pinos de esa localidad.

“Es una inversión que en el período rondará los 33 millones de dólares”, apuntó. Agregó que hoy Mevir tiene en Canelones más de 200 viviendas en construcción, entre ellas, varios planes que se llevan a cabo en zonas rurales de esa localidad, Tapia, Montes, Soca, Juanicó y San Antonio. El cierre del programa en las zonas rurales de Tala incluyó, en el último año, la finalización de 14 casas, entre nuevas construcciones, refacciones y ampliaciones.

“Tala y sus alrededores son una zona ganadera, lechera y agrícola chacarera intensiva que tiene la particularidad de ser la zona rural más poblada de Uruguay y es el único lugar donde la población del área rural es mayor que la población de la localidad misma”, sostuvo. El área rural de Tala reúne más de 5.000 habitantes y la ciudad, casi la misma cantidad.  

Bianco explicó que este es el quinto programa que Mevir desarrolla en la zona y que la última intervención se efectuará el año próximo, con 80 viviendas, en el marco de un programa que comenzó en enero de 2016.

Respecto de la etapa que se cerró en esta jornada, dijo que la mayoría de las 14 familias realizó refacciones en sus casas. “Recuperar una vivienda es muy importante, porque tiene un sentido de pertenencia y una historia familiar, además de un valor cultural por su arraigo a la tierra, no solamente desde el punto de vista de la inversión sino por aspectos emocionales”, sostuvo.

Explicó, además, que la intervención en el área rural se realiza por etapas. “En zonas rurales de Canelones hay un capataz y nueve oficiales que tienen la capacidad operativa de construir hasta cuatro viviendas en paralelo en un término medio de 60 días”, dijo.

La presidenta de Mevir destacó que las familias que trabajan en las obras por autoconstrucción tienen un agradecimiento especial a los trabajadores del organismo, porque son los que se instalan en las viviendas o en los terrenos, experiencia de vida que es muy enriquecedora para todos.

En tanto, los vecinos definieron este sistema como un trabajo cooperativo, solidario y muy familiar, que otorga valor al trabajo en el campo.

Derechos humanos, Políticas sociales , Vivienda y Medio Ambiente

Accesos rápidos