Noticias

Enseñanza técnica en expansión

Matrícula de estudiantes de UTU creció 37 % en últimos nueve años

Publicado: 20.06.2014 15:56h.

En 2005 se matricularon 66.429 estudiantes en UTU, mientras que en 2014 la cifra ascendió a 90.813. Ese incremento cercano al 37 % obedece a un mayor interés por carreras con continuidad educativa y vinculación al territorio donde residen, dijo el titular de la Administración de Educación Pública, Wilson Netto. Esto condice con la visión del Presidente Mujica sobre la masificación del conocimiento técnico y científico.
Estudiantes de la Universidad del Trabajo del Uruguay
Pie de foto: Estudiantes de la Universidad del Trabajo del Uruguay

El Departamento de Estadística del Consejo de Educación Técnico-Profesional de la Universidad del Trabajo del Uruguay (CETP-UTU) divulgó datos sobre los estudiantes matriculados este año y su comparativo con los anteriores.

El documento revela un crecimiento sostenido de la matrícula que pasó de 66.429 estudiantes en 2005 a 90.813 en 2014, es decir, un incremento del entorno del 36,7 % en nueve años.

El crecimiento se registró en forma notoria y sostenida en los tres niveles educativos que imparte UTU: educación media básica, media superior y terciaria.

Los detalles fueron brindados por el presidente del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Wilson Netto.

En entrevista con la Secretaría de Comunicación explicó que cambiaron las preferencias de los jóvenes y por eso es importante "el movimiento que tuvieron los estudiantes en la construcción de nuevas propuestas en la institución".

Ahora los jóvenes se vinculan más a propuestas que tienen continuidad educativa, que tienen más sentido y pertenencia a los desarrollos que hay en los territorios donde habitan.

En el año 2005 en educación media superior estudiaban en UTU uno de cada siete jóvenes y hoy estudia uno cada tres. Netto entiende que estamos en condiciones de alcanzar los niveles de los países del primer mundo (que van de un 40 % hasta un 70 % de los estudiantes).

En tanto, la educación básica pasó de 10 % al 20 %. Por su parte, la terciaria tuvo un cambio significativo gracias a
la presencia de la educación pública de nivel terciario en el interior, que cambió el panorama de las oportunidades de los jóvenes.


"Resta poco para alcanzar la meta trazada de 100 mil estudiantes en 2015", aseguró.

Calidad educativa
“Esta institución tomó como principios pedagógicos los siguientes: la integralidad, la diversidad, el trabajo y la investigación. Todas las propuestas educativas están basadas en estos cuatro principios que se materializan de distinta forma, según la propuesta y el nivel educativo”, relató Netto.

Dijo que la evolución no es solo un tema de números, sino de calidad educativa. “Se trata de un conocimiento con sentido para las personas que habitan territorios”.

Entiende que esta transformación habla bien de la diversidad, del crecimiento de las distintas propuestas, con énfasis cada una de ellas en distintas temáticas, que hace que los jóvenes se orienten por su afinidad, permanezcan y avancen en el sistema educativo.

Este incremento muestra que los jóvenes no solamente se desvinculaban del sistema educativo público, sino que lo hacían de las propuestas educativas del sistema, construidas bajo una concepción donde la integralidad y la diversidad no estaban presentes, aseguró Netto, quien puntualizó que “se había confundido la uniformidad con la igualdad y eso dejó a decenas de miles de jóvenes fuera del sistema educativo a lo largo de los años”.

Netto explicó que la UTU tomó la decisión de instalar cinco campus regionales en el interior del país, más la zona metropolitana, para atender la diversidad de propuestas y una gestión a escala humana, teniendo en cuenta que la mitad de los estudiantes está en zona metropolitana y la otra mitad, en el resto del país.

Agregó que entiende que la educación tecnológica es la gran articuladora entre ciencia y tecnología. “A este país le cuesta entender las lógicas que hacen y generan libertades en el mundo de hoy”, afirmó.

Conocimiento técnico y científico
En línea con esto, días atrás el Presidente de la República, José Mujica, definió estas estadísticas como “elocuentes”, en relación a la importancia que tiene la masificación del conocimiento técnico y científico, pensando en el modelo de desarrollo al que aspira el país, que implica tener ciudadanos calificados.

"El país nos pide masificar el conocimiento técnico y científico”, afirmó el mandatario en una de sus apariciones públicas. Mujica está convencido de que “el gran cambio en la enseñanza pasa por la UTU”. Esto va en línea con su proyecto de otorgarle mayor autonomía a la institución, unido a su regionalización, promoviendo el sentido de pertenencia al territorio.


Entiende que la apuesta debe ser a una enseñanza masiva de carácter técnico por todo el país. “Este país no llegará al desarrollo si no se desarrolla el interior”, aseveró.


Mujica aspira a que las próximas generaciones de uruguayos sean “más hábiles, más diestras, más capaces tecnológica e intelectualmente”.


El mandatario defiende el quehacer de las manos y aseguró que estas no suelen usarse para otra cosa que para escribir en lo que respecta a la educación. “Privilegiamos los programas, la didáctica, pero nos alejamos de cosas trascendentes”, insistió.


En varias oportunidades, Mujica llamó a no olvidar el vínculo entre producción y ciencia, “porque pensar la práctica enseña a pensar mejor”.

Sin categoría

Accesos rápidos