Noticias

Uruguay y presos de Guantánamo

Mujica dijo que ayudará a desmantelar una “vergüenza humana” sin afectar seguridad de país

Publicado: 12.09.2014

Hay “voluntad política” de cumplir con el gobierno de Estados Unidos siempre que no afecte la tranquilidad de Uruguay, aclaró el Presidente José Mujica en referencia a los presos de Guantánamo que pueden llegar a Uruguay. “Asumo la responsabilidad”, pues se trata de “desmantelar una vergüenza humana”, añadió el mandatario en la conferencia de prensa de este viernes junto a su par chilena Michelle Bachelet.
Presidente José Mujica: “Se hizo del presidio un negocio”
Pie de foto: Presidente José Mujica: “Se hizo del presidio un negocio”
“Se hizo del presidio un negocio”, insistió Mujica al argumentar su decisión de aceptar la llegada al país de seis presos de Guantánamo, la cárcel para recluir a personas de distintos países acusadas de terrorismo sin intervención de la justicia que Estados Unidos montó en su enclave militar de la isla de Cuba.
 
Dijo que hay “voluntad política” de cumplir con Washington, siempre que no afecte la tranquilidad de Uruguay.

“Asumo la responsabilidad entera de este paso ante la nación”, enfatizó el mandatario. Recordó que se trata de “desmantelar una vergüenza humana” y que muchos no deberían estar presos ahí. “Se hizo del presidio un negocio”.

La referencia a la posible llegada al país de presos de Guantánamo se hizo en el contexto de la conferencia de prensa realizada en la Residencia de la avenida Suárez con motivo de la visita de Bachelet.
 
El tema surgió a raíz de una pregunta de una periodista chilena sobre la posición de ambos países al respecto.

Mujica insistió en que existe “voluntad política de cumplir con el gobierno de Estados Unidos” en desmantelar “esa vergüenza humana que es la cárcel de Guantánamo”.

Dijo que debemos hacerlo ya que un gobierno del país al que “vivimos cuestionando toda la vida”, en este caso está dispuesto a desmantelar esa cárcel ilegal. Todo esto, siempre y cuando no afecte la tranquilidad de nuestro país, aclaró.

“Mucha gente no debería estar presa ahí, se hizo del presidio un negocio”, añadió.

El mandatario recordó que él supo estar preso varios años y entiende que, si el mundo no le hubiera abierto la puerta y recogido a varios de sus compañeros, no se sabe qué sería de ellos, en alusión al valor de acoger refugiados y exiliados.

Asimismo, Mujica dijo que asume “la responsabilidad entera de este paso ante la nación”. “Tenemos que tener el íntimo convencimiento que no traemos un problema de seguridad, sino a refugiados de las barbaries que se cometen en la guerra”, agregó.

Insistió sobre el tema: “El refugio y la hospitalidad es una cuestión de principios a favor de la humanidad”.

“Este país recibió refugiados de todas partes del mundo y no nos fue tan mal, por el contrario, recibimos antepasados que ayudaron a la construcción de este país y nos sentimos orgullosos de lo que dejaron a la sociedad”, apuntó.

La Presidenta chilena también fue consultada sobre el tema y dijo que primero se trata de asegurar la seguridad de su país, y explicó que recién iniciaron la conversación, por lo que el tema se evaluará “en su justo término”.


 

Derechos humanos

Accesos rápidos