Noticias

Relaciones Exteriores

Nin Novoa sobre situación en Venezuela: “Estamos dispuestos a ayudar por todos los medios pacíficos a nuestro alcance”

Publicado: 12.02.2019

El objetivo de la posición del Gobierno uruguayo sobre la situación en Venezuela es colaborar para encontrar una solución pacífica y evitar la polarización de las posiciones con el consecuente riesgo de un enfrentamiento en ese país, sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, en el llamado a sala de la Comisión Permanente del Parlamento, que sesionó este martes 12.
Canciller Rodolfo Nin Novoa y subsecretario Ariel Bergamino
Pie de foto: Canciller Rodolfo Nin Novoa y subsecretario Ariel Bergamino

“Este Gobierno es fiel a lo que establece la Constitución, la carta de la Organización de las Naciones Unidas y convenciones y tratados internacionales", afirmó el canciller Nin Novoa. "Por eso seguirá intentando por todos los medios y vías, sin desmayar, para encontrar una fórmula de entendimiento entre las partes que evite derramar sangre inocente”, sintetizó.

“La posición de Uruguay siempre es en el mismo sentido. Abogamos por el entendimiento, por la paz, queremos una salida pacífica para Venezuela. Estamos dispuestos a ayudar por todos los medios pacíficos a nuestro alcance, sin falso reconocimiento ni aplausos fáciles”, señaló.

“No estamos dispuestos a contribuir a aumentar la polarización de las posiciones, con el riesgo gravísimo de un enfrentamiento civil y militar e incluso con intervención extranjera. No estamos dispuestos a llevarnos por adelante la institucionalidad internacional y la institucionalidad venezolana”, instó.

El canciller sostuvo que “la simple asistencia a la ceremonia no constituye en sí misma un acto expreso de reconocimiento. Este Gobierno no se afilia a la tesis de reconocer gobiernos sino estados”. En ese sentido, recordó que el encargado de Negocios en Caracas, José Luis Remedi, asistió a la asunción de Nicolás Maduro y de la Asamblea Nacional. El objetivo de la decisión es mantener los canales diplomáticos abiertos para promover una solución pacífica a la situación en ese país.

“Este Gobierno entiende que si se procede al reconocimiento, no puede argumentarse que se trata de un reconocimiento político. El reconocimiento como tal es una decisión jurídica que supone establecer de forma no irrevocable que el nuevo Gobierno cumple con las exigencias del derecho internacional”, exteriorizó.

Relaciones exteriores

Accesos rápidos