Noticias

Rige desde este lunes 18

Nuevo decreto para la prevención de riesgos en la industria de la construcción

Publicado: 18.08.2014 17:15h.

El decreto 125/2014, fruto de la Comisión Tripartita de la Construcción, es una guía para planificar la seguridad en las obras y el cuidado de la salud de los empleados del sector, explicó la inspectora general de Trabajo, Cristina Demarco. Esta normativa, que integra la prevención de riesgos en la actividad laboral, comenzó a regir este lunes, aunque algunos artículos tienen aún 90 o 120 días para que entren en vigencia.
Más normas de seguridad en la construcción
Pie de foto: Más normas de seguridad en la construcción
En diálogo con la Secretaría de Comunicación, la inspectora Demarco precisó que las autoridades y los sectores que integran el sector de la construcción trabajan desde hace varios años en lo relacionado a la normativa del sector.

Este cuerpo está integrado por las cámaras empresariales, la Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay, la Liga de la Construcción del Uruguay, el Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (Sunca) y el ministerio de Trabajo en representación del Gobierno.

Esta comisión de seguridad fue una de las primeras en formase en Uruguay y dio lugar al primer decreto trabajado de consenso en 1990. Posteriormente, debido al avance tecnológico y la modificación en los trabajos en el sector, fue necesario realizar adaptaciones, por lo cual se emitió el decreto 89 de 1995.

Ya en este Gobierno de José Mujica, esta comisión tripartita comenzó a trabajar en la modificación del anterior decreto y fue así que se creó este, que comenzó a regir este lunes en parte de su articulado. Es el caso de los ítems que ampara la paralización de tareas ante riesgo inminente de derrumbes y establece el otorgamiento de ropa en forma gratuita para la protección personal, como cascos, guantes, zapatos y otras prendas.

En otros aspectos existen plazos de 90 o 120 días para su cumplimiento. Específicamente, el plazo mayor refiere a un artículo que tiene relación a máquinas para el control de operación, así como temas vinculados a importaciones y detalles que las empresas no tienen pronto para la fecha de publicación del decreto.

Demarco destacó que lo más importante de este nuevo decreto es que modifica aspectos tales como la presentación de memoria de andamios ante el Ministerio de Trabajo.

“Ahora no será necesario que se presente la memoria aprobada por un técnico ante las autoridades, sino que debe permanecer en la obra para ser utilizada en el montaje de la estructura, así como para ser consultada por el capataz, técnico prevencionista, delegado de seguridad de la obra y los inspectores de la División Condiciones Ambientales del Trabajo de la Inspección de Trabajo cuando visiten la obra.

La inspectora indicó que este decreto otorga una gran importancia a los servicios de salud y seguridad en la industria, lo relacionado a un estudio y plan de seguridad y la labor del técnico prevencionista dentro de la empresa.

Explicó, además, que el decreto incluye el denominado proceso de detención de tarea. Significa que cuando existe riesgo inminente de vida, el trabajador deberá hablar con el delegado o técnico de seguridad para explicar que es imposible realizar el trabajo y es necesario detener la tarea.

En ese caso la Inspección de Trabajo debe concurrir a la obra y estudiar el caso, procediendo a determinar si está bien detenida la tarea o, de lo contrario, explicar al trabajador que tomó la decisión que no era necesario.

En relación al denominado trabajo vertical, Demarco explicó que el anterior decreto no especificaba cómo se realizan estas tareas ya que casi no se llevaban a cabo. La nueva tecnología llevó a que la mayoría de las tareas están comprendidas en esta particularidad, por lo que era necesario reglamentarlo.

Agregó que el decreto apunta a la capacitación de los trabajadores, especifica que toda persona que trabaja en la construcción deberá tener como mínimo dos horas de capacitación en la tarea que realizará.

Además, desde la Comisión Tripartita se delinean cursos para todas las categorías de trabajadores que implica la construcción. De esta manera se espera prevenir los accidentes ocurridos por no conocer la tarea o no estar capacitado para el trabajo a realizar.

En los más de 400 artículos, el decreto incluye recomendaciones respecto de los contenidos que deben tener los botiquines de emergencias y la provisión del agua para consumo humano.

En cuanto a los controles, la funcionaria dijo que hoy el objetivo fundamental es la concientización de las medidas de seguridad y la salud de los trabajadores.

La fiscalización se realiza continuamente, especialmente a nivel de operativos de la industria de la construcción y denuncias que se presentan en la Inspección del Trabajo. Por el momento no se prevé una intensificación de los controles, puntualizó.

Sin categoría

Accesos rápidos