Noticias

Primera infancia

Sistema de Cuidados invirtió 65.000 dólares para establecer una casa comunitaria de cuidados en el Municipio A de Montevideo

Publicado: 21.05.2019 00:02h.

“La casa comunitaria de cuidados Providencia, que se inauguró este lunes en el Municipio A, es un servicio que se adapta a las necesidades de las familias y que funciona entre las 8:00 y las 16:00 horas atendiendo a niños desde los 45 días y hasta los dos años”, dijo el secretario de Cuidados, Julio Bango, al señalar que la inversión fue de 65.000 dólares.
Asistentes al centro de cuidados Providencia
Pie de foto: Asistentes al centro de cuidados Providencia

“El Sistema de Cuidados tiene ocho casas comunitarias. Tres están ubicadas en espacios comunitarios en las localidades de Juan José Castro (Florida), en Pueblo del Barrio (Tacuarembó) y en el Municipio A de Montevideo, Providencia, el servicio que se inauguró en esta jornada. Mientras que otra se encuentra en la casa de las cuidadoras, en el Municipio A, y otras cuatro en el Municipio G”, detalló Bango.

Este nuevo servicio atiende a 15 niños de hasta dos años y está abierto entre las 7:30 y las 16:00 horas, explicó el secretario de Cuidados. El equipo de trabajo está compuesto por cuatro cuidadoras formadas por el Centro de Formación y Estudios del Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay y una psicóloga.

Bango destacó que una de las particularidades de la casa de cuidados es que está en el centro educativo Providencia, ubicado en la calle Continuación Estados Unidos, esquina Camino Cibils. Ello se debe a que el servicio está pensado en función de la dinámica cotidiana de la familia; se suma a los más de 20 centros de atención a la infancia y la familia (CAIF) que se han inaugurado en este período de gobierno y a los más de 44 jardines de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

“Muchas veces se arma un servicio y se define el horario y la gente viene o no viene. Aquí, en realidad lo que se hizo fue analizar cuál era la dinámica familiar de los padres, de las madres y de los niños y se armó un servicio que funciona desde las 7:30 horas hasta la tardecita, donde los niños y las niñas van entrando y saliendo en función de las rutinas laborales o de estudios que tienen sus padres”, explicó Bango al referirse a la coordinación entre vida familiar, estudios, trabajos y servicios del Estado.

Políticas sociales

Accesos rápidos