Noticias

Educación

Masa salarial en Administración Nacional de la Enseñanza Pública creció 177 % entre 2005 y 2018

Publicado: 09.07.2019 10:20h.

El gasto de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) aumentó 147 % en términos reales entre 2005 y 2018, empujado en especial por la mejora de 177 % en los salarios y la creación de cargos, destaca el proyecto de Rendición de Cuentas. Los costos de funcionamiento en el área crecieron 52 % y las inversiones 46 %, añade el texto, que también resalta el crecimiento de 44 % de la matrícula de la enseñanza técnica.
Evolución de los salarios
Pie de foto: Evolución de los salarios

El incremento de recursos destinados a remuneraciones alteró la estructura de gastos de la ANEP, analiza el texto del proyecto de ley de Rendición de Cuentas 2018 presentado por el Poder Ejecutivo la semana pasada. Mientras que las remuneraciones totalizaron el 80 % de los gastos generales en 2005, ese rubro llegó al 87 % en 2018.

El gasto por alumno en el lapso estudiado prácticamente se multiplicó por tres y abarcó a todos los subsistemas.

En educación inicial y primaria, el crecimiento se tradujo en un aumento de los recursos por estudiante. El incremento del gasto total dirigido a esa etapa, junto con la caída de 16 % en la matriculación, se tradujo en un aumento de 170 % de los recursos promedio por estudiante.

La matrícula en primaria (6 a 11 años) se contrajo debido a una caída de la población en edad de asistir a ese ciclo, así como a un traspaso al sector privado. A pesar de la disminución registrada de la población de entre 3 y 5 años, la matrícula de inicial creció. En 2018 el gasto anual por estudiante se ubicó en unos 90.000 pesos.

En educación secundaria, en tanto, el incremento del gasto se tradujo en un aumento del promedio por estudiante de 152 % entre 2005 y 2018, que equivale a 89.000 pesos anuales. La matrícula para ese nivel se mantuvo estable en el período analizado, en un contexto de caída de la población para las edades de referencia.

El gasto dirigido a educación técnica fue el de mayor crecimiento en esos 13 años, en consonancia con el 44 % de incremento de su matrícula. El costo medio por estudiante aumentó un 133 % y se situó en 101.000 pesos anuales, por encima del promedio por alumno de inicial, primaria y secundaria.

En tanto que el gasto por estudiante en formación docente se incrementó en 137 % en similar período, con una matrícula que se expandió un 30 %. En 2018 fue de 119.000 pesos anuales, el registro promedio más alto de los cuatro subsistemas.

Salarios

Los mayores recursos asignados para remuneraciones permitieron alcanzar una mejora sustancial del salario real de profesores y trabajadores no docentes, así como avanzar en la reducción de disparidades salariales. Se procuró, además, generar incentivos al presentismo. Eso posibilitó incorporar más recursos humanos e incrementar el número de horas destinadas a los servicios educativos.

El promedio de los salarios de la ANEP es un 96 % mayor en términos reales en la actualidad que en 2004, mientras que los sueldos promedio en el resto del sector público, sin considerar tampoco a la Universidad de la República, aumentaron un 53 %.

En lo que va de este gobierno (2015-2020), el incremento del salario real de la ANEP fue del 21,1 %, mientras que el de los públicos restantes y el de los privados fueron de 8,2 % y 6,4 %, respectivamente. Un maestro recién egresado pasó de ganar 16.723 pesos nominales en 2004 a 32.861 en 2018, lo cual equivale a un aumento del 90 % real para esa categoría docente.

Infraestructura

En otro tramo del proyecto de ley de Rendición de Cuentas se indica que entre 2010 y 2014 aumentaron los recursos destinados a inversiones, monto que fue consolidado en la línea de base para el Presupuesto por 2.438 millones de pesos anuales para el presente quinquenio, lo cual permitió mantener la infraestructura existente, realizar nueva y comprar equipamiento educativo. 
Adicionalmente, la ANEP realizará obras por el mecanismo de participación público-privada.

En 2018 se realizaron 148 intervenciones, la mayoría dirigidas a educación inicial y primaria, priorización que continuará en 2019 y 2020. Se expandieron los jardines de infantes y escuelas de tiempo completo, se realizaron obras para ampliar escuelas de educación especial y comunes, urbanas y rurales.

En educación secundaria, se construyeron centros de ciclo básico y segundo ciclo integrados, centros de tiempo completo y ciclo básico, mientras que en UTU se edificaron centros de ciclo básico, tiempo completo, estudios superiores y segundo ciclo y en formación docente, otros dos centros, puntualiza el texto en poder del Parlamento.

Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos