Noticias

Andrés Berterreche, de Colonización

“El instituto hoy es un modelo que vienen a ver desde afuera, es un modelo de exportación"

Publicado: 23.10.2013

En presencia del Presidente Mujica, el titular del Instituto Nacional de Colonización, Andrés Berterreche, dejó su cargo. Al realizar un balance de gestión desde 2010, destacó la transformación experimentada por el instituto —ejemplo para la región—, y la compra de 40.000 hectáreas rápidamente adjudicadas, individual y grupalmente, a los más necesitados. “Se están entregando 6 fracciones por mes, lo que equivale a 26 familas”.
Presidente Mujica y Andrés Berterreche
Pie de foto: Presidente Mujica y Andrés Berterreche

En un breve acto realizado en la sede del Instituto Nacional de Colonización (INC) este miércoles, Berterreche recordó que, al asumir la presidencia del instituto en 2010, decidió profesionalizarlo, y en ese sentido confeccionó, con muchos aportes, un plan estratégico basado en cinco líneas: la racional subdivisión de la tierra; la radicación y el bienestar del trabajador rural; el aumento y la mejora de la producción; la adecuada explotación de los recursos naturales y la mejora y modernización permanente de la gestión.


En los tres últimos años, el instituto logró incorporar 40 mil hectáreas de tierras, lo cual está alineado al objetivo final de alcanzar 55 mil nuevas hectáreas. “Este quinquenio debe haber sido uno de los más prolíficos en la compra de tierras, las que, además, fueron rápidamente adjudicadas a quienes más lo necesitaban”, señaló.


La compra de tierras se incrementó de manera importante en los últimos 9 años, agregó el jerarca, y durante el tiempo en el que ocupó la presidencia se superaron las 12 mil hectáreas al año, que fueron volcadas a los aspirantes a tierras.


Con respecto a las adjudicaciones, Berterreche dijo que se realizan en dos modalidades: individuales y grupales. En el primer caso se adjudicaron 183 lotes, de los cuales 12 fueron destinados al Programa de Estabilidad al Lechero arrendatario “programa que hicimos para salvar a buenos lecheros, con capacidad productiva, que si no hubiéramos actuado estarían fuera del sector”, explicó; otros 17 fueron destinados a asalariados rurales y agricultores familiares; 37 fueron para mujeres titulares del arrendamiento, y 45 para menores de 35 años.


Por otro lado se cedieron 65 fracciones grupales y, en este grupo, los asalariados rurales significan casi la tercera parte del total otorgado.  En este sentido, el jerarca resaltó que en el total de las tierras adjudicadas los “casi siempre olvidados asalariados rurales” representan la cuarta parte.  


1.077 familias accedieron a terrenos 

El número total de familias que recibieron terrenos durante los últimos tres años asciende a 1.077, “y nos pone muy orgullosos, ya que si en 11 años se perdió cierta cantidad de productores, el instituto está revirtiendo esto en solo tres años de gestión”, dijo. Agregó que, si bien se mantienen las fracciones individuales, fueron aumentando las adjudicaciones grupales como decisión política contenida en el plan estratégico.


Berterreche sostuvo que se están entregando seis fracciones por mes, una cada cinco días, lo cual equivale a que 26 familias al mes toman posesión de una fracción. “Casi todos los días un nuevo productor familiar o asalariado rural pasa a ser un productor estable dentro del Instituto de Colonización”.


También hizo referencia a las nuevas experiencias asociativas, los campos de recría —que actualmente son 14— y bancos de forraje que benefician a 29 productores lecheros, entre otras.

Además de entregar tierras, se hicieron muchas mejoras en caminos, electrificación, lagos artificiales, y se generaron líneas de apoyo en asistencia técnica del orden de los 200 mil dólares, dijo el jerarca.


Superávit de 2 millones de dólares

Recordó la normativa específica creada para la preservación de los recursos naturales que fue aplicada con firmeza y la productividad que se le exigió a ciertos productores lecheros.

En cuanto a los números globales del instituto, Berterreche dijo que deja un organismo autosuficiente en la gestión, con una mínima cantidad de morosos. “En el último año llegamos a tener un superávit para compra de tierras y desarrollo de las colonias de unos 2 millones de dólares”.


Por otro lado, defendió el fideicomiso para la compra de tierras, que está a estudio del Parlamento, porque será fundamental para viabilizar la compra de tierras a futuro y alcanzar la meta de adquirir 55 mil hectáreas al final de período.


Finalmente, el presidente saliente agradeció a los colonos y a los funcionarios por su rol fundamental en la transformación que logró este instituto, “que hoy es un modelo que vienen a ver de afuera, somos casi de exportación, es una forma de resolver problemas agrarios que se la ofrecemos a los países vecinos y eso nos pone muy orgullosos”.  

Sin categoría

Accesos rápidos