Noticias

Obra binacional estratégica

Diez años de mantenimiento del canal Martín García contribuirá a proyección económica de navieras, sostuvo Felipe Michelini

Publicado: 03.05.2019 15:21h.

El titular de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), Felipe Michelini, destacó que el proyecto de dragado y mantenimiento del canal Martín García aportó acumulación de conocimientos jurídicos, técnicos, administrativos y financieros. El funcionario sostuvo, en una conferencia referida al canal Martín García, que su mantenimiento, asegurado por diez años, facilitará la proyección económica de los operadores.
Conferencia "Desafíos del puerto de Nueva Palmira con el canal Martín García a 34 pies de profundidad"
Pie de foto: Conferencia "Desafíos del puerto de Nueva Palmira con el canal Martín García a 34 pies de profundidad"

“Hoy podemos afirmar que está culminada la primera etapa de dragado del canal Martín García (que realizó el consorcio belga-holandés Boskalis-Dredging International), que comprendió la profundización a 34 pies (10,36 metros) en fondos blandos y 38 pies (11,58 metros) en fondos duros”, afirmó Michelini este viernes 3, en Montevideo, en el marco de la conferencia “Desafíos del puerto de Nueva Palmira con el canal Martín García a 34 pies de profundidad”.

Además de Michelini, expusieron el subsecretario de Transporte y Obras Públicas, Jorge Setelich, el director general de Secretaría de Relaciones Exteriores, Carlos Amorín, el presidente de la delegación argentina de la CARP, Jorge Herrera Vegas, el gerente general de la Administración Nacional de Puertos, Alejandro Antonelli, y la integrante de la Secretaría General, Liliana Peirano.    

El contrato entre la CARP y el consorcio adjudicatario fue suscripto el 1.º de febrero de 2018, tras el llamado a licitación pública internacional para la profundización y mantenimiento del canal, por cinco años, prorrogables por un lapso similar. El canal tiene una extensión de 106 kilómetros, se localiza en aguas de uso común del Río de la Plata y se extiende desde la desembocadura del río Uruguay hasta su encuentro con el canal de acceso al puerto de Buenos Aires.  La obra demandó una inversión de 129 millones de dólares aportados con recursos propios de la CARP.

“Un plazo de diez años, nos parece un período importante para la proyección económica de los operadores del sector”, puntualizó. “Nos queda la opción de que si la relación con la empresa no va en buena dirección, podemos llamar a otra licitación internacional con las mismas características, transparente y competitiva”, añadió.        

La remoción de sedimentos y fondos duros permitirá que cada buque de los que navegan el canal pueda transportar 5.000 toneladas adicionales, lo que representa un ahorro de costos sustantivo para las compañías navieras.

Requisitos ambientales al máximo de las exigencias

Michelini sostuvo que el organismo binacional informó a todos los operadores de ambas márgenes la concreción de la obra, entre otras formalidades. “Ahora nuestro desafío es mantenerla en los próximos cuatro años”, aseveró.

El funcionario dijo que la delegación uruguaya propició cuatro presencias en el Parlamento nacional para informar a los legisladores de los partidos políticos allí representados sobre el proyecto, además de las jerarquías de la Cancillería y otros organismos estatales.

La segunda responsabilidad es que “el mantenimiento se tiene que realizar en el marco estricto del contrato suscripto con la empresa concesionaria, que ha cumplido muy bien con el contrato y que aporta un sentido cooperación entre las partes y de control, en el sentido de que ellos tienen que cumplir con que el canal se mantenga a esas profundidades”, señaló Michelini.

Un tercer aspecto, es que “el mantenimiento se desarrollará en el marco de las condiciones ambientales que garanticen la sustentabilidad del recurso hídrico y, en esta línea, esta licitación fue clave, porque establecimos requisitos ambientales al límite de las exigencias. Entendimos que no debíamos flexibilizar las condiciones”, observó.

El jerarca destacó que “el proyecto aportó una importante acumulación de conocimientos jurídicos, técnicos, administrativos y financieros, que nos permite realizar convocatorias tan importantes, con solvencia y transparencia”.

“El marco jurídico que diseñamos permitiría que si las autoridades (nacionales de ambos países) entendieran que es necesario profundizar el canal (Martín García) a 36 pies (10,97 metros), se pueda realizar, aunque hoy no está en nuestro horizonte”, sostuvo Michelini.  

Genérica

Accesos rápidos