Noticias

Presidente de Chile en Montevideo

Para reducir enfermedades no transmisibles hace falta participación, innovación y política, dijo Bachelet

Publicado: 18.10.2017

La desigualdad también se expresa en mayores niveles de vulnerabilidad sanitaria, según sexo, educación, ingresos y zona geográfica. “Asumir esta realidad es asumir que las políticas sanitarias por sí solas no son suficientes”, dijo la presidente de Chile, Michelle Bachelet. Para reducir las enfermedades no transmisibles, instó a sumar cooperación y ciudadanía, con coordinación intersectorial y participación política.
Michelle Bachelet
Pie de foto: Michelle Bachelet

Durante su exposición en la reunión de alto nivel de la Conferencia Mundial sobre Enfermedades No Transmisibles, Bachelet explicó que la salud se expresa en la población de forma desigual, según sexo, nivel educativo, ingresos y zona geográfica, que son factores influyentes en los niveles de exposición y vulnerabilidad.

La mandataria instó a resolver en conjunto un cambio de paradigma para enfrentar las enfermedades no transmisibles mediante políticas públicas coordinadas, innovadoras y participativas.

Bachelet también dijo que el mayor reto es construir políticas integrales que no sean competencia de un solo sector. Para eso, instó a ser flexibles para implementar políticas innovadores que incorporen el conocimiento de avances científicos.

Informó que en Chile existen experiencias de trabajo intersectoriales y de presencia en el territorio, que promueven planes de trabajo en políticas de salud. En esa línea, ese país desarrolla modelos de trabajo destinados a la salud de los niños y adolescentes más vulnerables. A su vez, junto con comunidades municipales, construyen entornos físicos saludables, que promueven la participación como un eje sustancial para el fortalecimiento del diálogo ciudadano.

Aseguró que Chile busca reducir la tasa de sobrepeso y obesidad producto de malos hábitos, especialmente en los sectores más vulnerables, así como la prevalencia de la diabetes, hipertensión y otras enfermedades no transmisibles, para lo cual se creó un fondo de farmacias, que pone a disposición medicación gratuita en los centros de salud públicos.

Bachelet resaltó que Chile es pionero en una política de alimentación basada en el etiquetado de los productos alimenticios, para discriminar si son altos en azúcares, grasas y calorías, y en la regulación de alimentación escolar y de la publicidad. Estas políticas obtuvieron resultados positivos, ya que generaron estilos de vida más saludables en las familias, que prestan más atención y comenzaron a cambiar sus patrones de consumo.

Relaciones exteriores, Salud

Accesos rápidos