Noticias

Ministro Danilo Astori

El diseño del Presupuesto Nacional debe respaldar la consistencia macroeconómica de un plan de gobierno

Publicado: 08.11.2017

Los ingresos y gastos estatales son “instrumentos fiscales estrellas en el diseño presupuestal”, definió el ministro de Economía, Danilo Astori, en la apertura de la jornada “Hacia una gestión pública basada en evidencias, 10 años de la Unidad de Presupuesto Nacional”. Agregó que deben ser congruentes con otras herramientas de la política, como el monetario o de ingresos, para respaldar la consistencia macroeconómica.
Ministro Danilo Astori
Pie de foto: Ministro Danilo Astori

“El Presupuesto es la expresión fiscal y financiera de un proyecto político y de un plan de gobierno”, dijo Astori, en la apertura de la jornada "Hacia una gestión pública basada en evidencias, 10 años de la Unidad de Presupuesto Nacional”, realizada este miércoles 8 en un hotel céntrico de Montevideo por el Ministerio de Economía y Finanzas. “Hacemos política para cambiar la sociedad y no hay política sin poder”, enfatizó.

En ese sentido, sostuvo que, más que las herramientas, es importante el diseño que se utiliza para que sea el mejor posible a la luz de los valores que están en juego.

“Cuando empieza la etapa del diseño se pone en juego no que haya política, sino que esté bien diseñada, que es otro concepto diferente”, apuntó. “Es el contenido sustantivo de la política que nos tiene que conducir al diseño que asegure su mejor calidad, y, por eso, hay instrumentos para trabajar positivamente por esa calidad y uno de ellos se llama presupuesto”, argumentó.

Acotó que en el Presupuesto Nacional se encuentran todos los instrumentos de poder ordenados de manera de obtener el diseño de la política como se pretende. “Estará allí, ocupando un lugar de estrellato, el instrumento fiscal con sus grandes componentes, como son los ingresos públicos y el gasto público, que definen el rumbo a seguir por el gobierno y dice de dónde se obtienen los recursos y a qué los destina”.

Astori remarcó que el instrumento fiscal no está solo en el Presupuesto, porque debe guardar congruencia con otros instrumentos de la política económica, como el monetario o de ingresos, que son la base fundamental financiera que debe respaldar la consistencia macroeconómica.

En otro tramo de su alocución, definió que el Presupuesto es una máquina generadora de información transversal, y que, al mismo tiempo, se constituye en una suerte de estímulo del fortalecimiento de las instituciones.

“Más y mejor información y más solidez institucional son ingredientes que nos van conduciendo a expresiones de mayor calidad en el funcionamiento del contenido presupuestal”, aseveró Astori. Agregó que, a medida que se avance, hay oportunidad de discutir metas cuantitativas y cualitativas, evaluar resultados obtenidos, enmendar decisiones para mejorar la calidad de la política económica.

Genérica

Accesos rápidos