Noticias

Apuesta a la inversión social

“La mayor amenaza al crecimiento económico es la desigualdad”, afirmó Julio Bango en foro de Cepal

Publicado: 04.10.2019 00:00h.

“Hoy la inversión social es la que puede asegurar, en un mundo cambiante, el sostenimiento del crecimiento económico”, afirmó Julio Bango durante la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe, en México. Los sistemas de políticas sociales llegan a su límite si no hay políticas de distribución de ingresos que pasen por reformas tributarias, donde los que tienen más paguen más, agregó.
Julio Bango durante la Conferencia organizada por CEPAL
Pie de foto: Julio Bango durante la Conferencia organizada por CEPAL

Hasta el miércoles 3, la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, y el secretario nacional de Cuidados, Julio Bango, participan en la Tercera Reunión de la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe en México, la cual tiene como objetivo principal ubicar a la igualdad como un principio. El evento es organizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el Gobierno de México y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Bango señaló que la región tiene desafíos en la reorientación de las políticas sociales para que sean sostenibles y universales. Explicó que en Uruguay la universalidad no es sinónimo de homogeneidad, sino que es el acceso a servicios de calidad, sin importar la condición étnica ni el lugar en el que vivan las personas.

Precisó que la mayor amenaza al crecimiento económico es la desigualdad, mientras que las políticas sociales, antes que un factor de riesgo para que el crecimiento económico, son una condición necesaria para avalar las posibilidades de crecimiento económico de los países de la región.

Sintetizó que la inversión en capacidades y el ejercicio creciente de derechos genera posibilidades para que los ciudadanos puedan asumir los retos del futuro de un mundo que cambia en forma vertiginosa y que requiere personas con capacidad crítica y capaces de generar riqueza.

Enfatizó que hay que invertir conceptos: “Antes el crecimiento económico iba a permitir que se generaran las mejoras sociales. Hoy la inversión social es la que puede asegurar, en un mundo cambiante, el sostenimiento del crecimiento económico”.

Explicó que distribuir y crecer es un desafío político de todos los gobiernos de la región. “Los sistemas de políticas sociales llegan a su límite si no hay políticas de distribución de ingresos que pasen por reformas tributarias donde los que tienen más paguen más y los tienen menos paguen menos. Sin eso, no hay posibilidades de crecimiento con justicia social”, aseguró.

Por su parte, la ministra Arismendi destacó que el desarrollo inclusivo y sostenible implica que las políticas productivas y sociales interactúen y no se contrapongan sacrificando una a la otra. “Que no se considere que para crecer se necesita apretarse el cinturón, sobre todo a la franja poblacional más pobre”. Explicó que en Uruguay la institucionalidad potencializó la red productiva y llegó a un mayor número de habitantes. En tal sentido, ejemplificó, que en Uruguay la matriz energética posibilitó que el 98 % de la población tenga luz eléctrica y las nuevas tecnologías causaron la inclusión digital a través de plataformas como el Plan Ceibal para niños y jóvenes y el Plan Ibirapitá para personas mayores.

Políticas sociales

Accesos rápidos