Noticias

Prevención y difusión

Instituciones estatales de Uruguay acompañan estrategia de la OMS en mejora de gestión para la seguridad acuática

Publicado: 19.01.2018

La Mesa Interinstitucional de Seguridad Acuática elaboró, como paso inicial de mejora de gestión, un formulario llamado Reporte Nacional de Ahogamiento y Rescate, a ser distribuido en los 19 departamentos y en los organismos involucrados en la actividad. Es una iniciativa que acompaña la estrategia de la OMS y permitirá contar con el Registro Centralizado Nacional de siniestros en el agua y los rescates realizados.
Seguridad en las playas
Pie de foto: Seguridad en las playas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al ahogamiento como un problema de salud grave, que no ha sido atendido de modo correcto en muchos lugares. Según el informe sobre ahogamientos de 2016, más de 372.000 personas murieron en ese año por esa causa.

Uruguay no está ajeno a esa problemática. Entre 2009 y 2016, fallecieron ahogadas 174 personas menores de 19 años.

“Uruguay acompaña las recomendaciones establecidas por la OMS para los estados miembro respecto de la problemática de salud mundial de los ahogamientos”, explicó el secretario en funciones de la Mesa Interinstitucional de Seguridad Acuática (MISA), Diego González.

En 2017, la OMS publicó la Guía práctica para la prevención de ahogamientos, que se suma a los informes y publicaciones con los cuales el organismo trata esta problemática.

“El desafío es lograr una coordinación interinstitucional y generar un plan nacional de seguridad acuática, que debe ir acompañado de medidas preventivas, educativas, operativas y legislativas”, apuntó González.

En ese marco y como resultado de una nueva sesión del grupo de trabajo, liderado por el Ministerio de Salud Pública, se elaboró y aprobó el Reporte Nacional de Ahogamiento o Rescate (Renar 1) y el Algoritmo de Diagnóstico y Tratamiento del Ahogamiento para Guardavidas o Rescatistas.

González explicó que el Renar 1 fue elaborado a los efectos de registrar adecuadamente y con un registro centralizado nacional todos los eventos de ahogamiento en sus diferentes grados, así como los rescates realizados por todas las organizaciones públicas y privadas involucradas en el tema,

Es de vital importancia que ambas iniciativas puedan ponerse en práctica por las organizaciones que realizan rescates en todo el país (guardavidas, Armada, Bomberos, etcétera), ya que se trata de información decisiva  para conocer la realidad y establecer políticas adecuadas al respecto, precisó el entrevistado.

Destacó, además, la necesidad de generar instancias de capacitación previa para todos ellos, a fin de poder clasificar en forma correcta los ahogamientos y sus grados de severidad.

“La instancia de evaluación será fundamental”, agregó. Lograr bajar los índices que hoy registra nuestro país debe ser un objetivo de todos, precisó.

Ver Informe Mundial sobre Ahogamientos OMS 2016

Informe Mundial sobre Ahogamientos OMS 2016:

Informe Mundial sobre Ahogamientos OMS 2016:

Informe Mundial sobre Ahogamientos OMS 2016:

Salud

Accesos rápidos