Agenda de Gobierno

Defensa de los derechos de las mujeres

Ninguna mujer protegida por el sistema de tobilleras en casos de violencia doméstica perdió la vida

Publicado: 05.12.2017

“El sistema de tobilleras electrónicas en casos de violencia doméstica se implementa desde 2013, y ninguna mujer protegida perdió la vida”, afirmó la directora del Ministerio del Interior, July Zabaleta. Unas 2.900 personas fueron atendidas por el programa, 1.500 casos. Este delito acumula al año más de 30.000 denuncias, una cada 14 minutos. El aumento de denuncias confirma la confianza en el sistema, aseveró.

#AgendaDeGobierno
#AgendaDeGobierno Nueva Policía

Hasta 2013, el sistema judicial uruguayo imponía medidas cautelares en casos de violencia doméstica, herramienta débil que exponía a las víctimas a los incumplimientos. A partir de ese año, el seguimiento para prevenir el acercamiento de las personas denunciadas a las víctimas a través de la tobillera electrónica erradicó los fallecimientos de mujeres, destacó Zabaleta a la Secretaría de Comunicación Institucional.

Informó que en 2013 se colocaron tobilleras en 93 casos, 187 en 2014 y 297 en 2015. La cifra se incrementó a 440 en 2016 y hasta el 31 de octubre de 2017 la cifra totalizaba 526 casos. Se coloca una tobillera al victimario y la víctima lleva un rastreador. El sistema está presente en Montevideo, Canelones, Maldonado, San José, Colonia, Cerro Largo, Florida, Flores, Paysandú, Salto, Durazno, Tacuarembó y Treinta y Tres. Este año comenzó en los departamentos sin cobertura: Artigas, Lavalleja, Río Negro, Rivera, Rocha y Soriano.

Zabaleta consideró que las víctimas adquirieron mayor confianza para denunciar, tanto por el programa de tobilleras como por la sensibilización social respecto al tema. “Cada vez más personas identifican las situaciones de violencia y se animan a denunciar en forma personal o anónima. Hoy la cantidad de denuncias se ubica en una cada 14 minutos, más de 30.000 anuales en todo el país, un tercio de ellas en Montevideo", indicó.

Las denuncias se pueden efectuar en cualquiera de las 270 seccionales del país y en las 60 Unidades Especializadas en Violencia Doméstica y de Género, a través del 0800-5000. Por estos medios se puede denunciar de manera anónima o nominada sobre violencia y malos procedimientos policiales. También se puede denunciar en la página web del Ministerio del Interior. En tanto, los hechos que estén transcurriendo en el momento se pueden denunciar en el servicio 9-1-1.

“La decisión de quién usa y quién no es resorte del Poder Judicial, puesto que la medida la dispone el juez. Pero es cierto que la Fiscalía tiene un rol importante, al solicitar su uso para controlar el no acercamiento de la persona denunciada y prevenir el alto riesgo hacia la víctima”, puntualizó la jerarca. También marcó la importancia para la sede judicial de los datos recabados digitalmente: “Las tobilleras permiten mayores elementos para entregarle a la Justicia; se puede verificar el incumplimiento existente. Eso es significativo a la hora de tomar una decisión judicial en lo que respecta al desacato de un medida”, dijo.

Otra fortaleza del sistema destacada por Zabaleta es la participación de los funcionarios de la Dirección de Monitoreo Electrónico, policías seleccionados por su competencia en la tarea. “No solo monitorean, sino que tienen capacitación continua para saber qué medida tomar. Eso se acompasa con la atención psicosocial que otorga el Instituto Nacional de las Mujeres”, aseveró.

La entrevistada remarcó que en los 19 departamentos están presentes las 60 Unidades Especializadas en Violencia Doméstica y de Género, en las que desempeñan funciones 600 policías. Una sola está en formato comisaria y las demás en oficinas linderas a una seccional. Zabaleta valoró que los becarios que atienden en horas diurnas en comisarías de Montevideo posibilitaron una mejora sustancial en el ingreso de las denuncias al servicio de gestión pública.

En 2018 el ministerio lanzará aplicación de celulares destinada a las víctimas de violencia doméstica

Sobre esta problemática, la Policía desarrolla una nueva etapa de trabajo: “Ya no estamos en la etapa de reforzarle a la Policía aquello de poder detectar un caso de violencia doméstica, sino que estamos en la etapa en la que queremos profundizar la investigación en casos de tobilleras”, acotó.

“Desde el Ministerio del Interior y en todos los organismos de gobierno que articulan este tema se está trabajando para alcanzar el necesario cambio cultural”, destacó la funcionaria. Sostuvo que, para eso, la capacitación con expertos internacionales es una manera de jerarquizar la tarea y añadir al procedimiento policial una investigación de calidad y profesional que dé elementos a la Justicia.

Zabaleta adelantó el lanzamiento de una aplicación para celular gratuita para que utilicen las víctimas de violencia doméstica en aquellos casos en que se hayan establecido medidas cautelares de no acercamiento. “Pensamos, primero, en un proyecto piloto, para luego implementarlo en 2018. Esperemos que facilite el control y protección en este tema complejo”, indicó Zabaleta.

Para finalizar, valoró el proyecto de ley que recibió media sanción parlamentaria que define la transverzalización en los distintos niveles educativos sobre la temática en género.

Accesos rápidos