Noticias

MEC-ANEP-UdelaR-UTEC

Sistema Nacional de Educación coordinará consulta por un Plan Nacional de Derechos Humanos

Publicado: 05.07.2013 12:51h.

El Sistema Nacional de Educación Pública (SNEP) presentó el proceso consultivo para el Plan Nacional de Educación en Derechos Humanos. El objetivo es definir una estrategia nacional tendiente a la orientación de políticas públicas en la materia, para lo que se realizarán instancias de debate en diversos lugares del país, con énfasis en el acceso público a la información.
Autoridades en inicio al proceso consultivo para la elaboración de un Plan Nacional de Educación en Derechos Humanos
Pie de foto: Autoridades en inicio al proceso consultivo para la elaboración de un Plan Nacional de Educación en Derechos Humanos

Las autoridades del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y la Universidad de la República (UdelaR) iniciaron el proceso consultivo para la elaboración de un Plan Nacional de Educación en Derechos Humanos (PNEDH) y presentaron el sitio web donde se plasmará el trabajo. El evento tuvo lugar en Torre Ejecutiva con la participación del ministro Ricardo Ehrlich; el presidente del Consejo Directivo Central de la ANEP, Wilson Netto, y el rector de la Universidad, Rodrigo Arocena. El encuentro fue organizado por el Sistema Nacional de Educación Pública (SNEP) que integran las instituciones antes citadas y la novel Universidad Tecnológica (UTEC).

El plan constituye una estrategia nacional tendiente a la orientación de las políticas públicas en materia de educación en derechos humanos. Son rasgos esenciales el carácter participativo de su proceso de construcción y el acceso público a la información. El proceso consultivo prevé la realización de cuatro instancias regionales presenciales de debate en distintos departamentos, y diversas modalidades de debate descentralizado. A partir de los resultados se acordará el marco y las propuestas concretas del plan. El proceso, además, coincidirá con la próxima elaboración de un Plan Nacional de Convivencia y Derechos Humanos.

Ricardo Ehrlich recordó que esta propuesta se originó en el anterior período de gobierno y está directamente vinculada con la Ley General de Educación, que valora especialmente a los derechos humanos. Según manifestó, "a partir de esta norma se impulsó la creación de un plan, que busca ser un contrato social que incluye a los distintos actores del sistema educativo". Se refirió al plan como un “contrato social”, que al margen de los contenidos de la norma facilite un cambio en la “actitud de vida”. Aseguró que este proceso demandará tiempo, y consideró que está bien que así sea, porque se trata de un desafío como nación. “Tiene que ver con el relacionamiento cotidiano con la gente, la valorización del otro con sus diferencias. No buscando construir un contexto de tolerancia, sino yendo más allá. La sociedad uruguaya está dando señales muy positivas en esa dirección”, indicó. Citó como ejemplos recientes algunas normativas que fueron objeto de debates intensos en la sociedad como la regulación del mercado de marihuana, el matrimonio igualitario y la interrupción voluntaria del embarazo.

El ministro aseguró que Uruguay es un país sensible respecto a esta temática, pese a que a veces se centra en los hechos del pasado reciente, ya que “aún hay heridas sin cerrar”. También indicó: “Es buena la mirada hacia atrás, pero también al presente, para construir una sociedad basada en la igualdad de derechos”. 

Asimismo, informó que en la Rendición de Cuentas recientemente enviada al Parlamento se incluyó “el acercamiento” de diferentes instituciones que trabajan sobre la temática. Es el caso de la fusión de la Dirección de Derechos Humanos del MEC y de la Secretaría de Derechos Humanos que funciona hasta el momento en la órbita de Presidencia de la República, lo que deriva en la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

UdelaR y ANEP
Arocena habló de la importancia de la formación en derechos humanos, pero aclaró que no será una tarea sencilla sobre todo en la población adulta, teniendo en cuenta que esta arrastra prejuicios por su experiencia de vida, difíciles de desterrar. Se refirió a la importancia de aprender sobre todo cuando se trata de cuestiones éticas. “No se puede enseñar la virtud, pero se puede aprender la virtud”, expresó. También valoró que los contextos son decisivos para enseñar, por lo que "se necesitan espacios educativos transparentes y democráticos". Aludió a la estrecha relación entre derechos y deberes, "ya que estos últimos son los que empujan al cumplimiento de los primeros". Netto, en tanto, destacó la labor interinstitucional que permitió llegar a esta instancia y aseguró que este plan enriquecerá a toda la sociedad.   

Sin categoría

Accesos rápidos