Noticias

Defensa de la integración económica

Nin propone reducir trabas comerciales al interior del MERCOSUR

Publicado: 05.05.2015 00:01h.

El canciller Rodolfo Nin Novoa sostuvo que las trabas y medidas distorsionantes que existen en el comercio del MERCOSUR deben ser sometidas a un “riguroso cronograma de reducción y eliminación progresiva, de forma de despejar las restricciones de acceso a mercados y la existencia de barreras no arancelarias al comercio”. Nin aseguró que el relacionamiento de Uruguay con el MERCOSUR “no está exento de reconfiguraciones”.
Ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa
Pie de foto: Ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa

Durante la presentación en el Consejo Uruguayo para las Relaciones Internacionales (CURI) el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, se refirió al relacionamiento y al comercio exterior en el MERCOSUR. Sostuvo que los estados soberanos ejecutan su política exterior en base a los intereses de su población, los que muchas veces coinciden con las prioridades de los países vecinos y otras no. 

El canciller señaló que hasta el momento gran parte de los esfuerzos del país se dedicaron a la agenda interna y externa del MERCOSUR, y se seguirá haciendo, “porque es nuestro horizonte más cercano, en el que se tejen lazos centenarios de hermandad y solidaridad”. Sin embargo, puntualizó que este relacionamiento no está exento de reconfiguraciones. En ese sentido, aclaró que no se pretende cuestionar ni renunciar a los objetivos asumidos en el Tratado de Asunción, sino que “se busca volver a plantear las etapas de instrumentación de dicho acuerdo, para atender necesidades de desarrollo que son impostergables en la actualidad”.

Nin aseguró que el MERCOSUR debe concentrar sus esfuerzos en mejorar el funcionamiento de los mecanismos de libre comercio. Abogó en tal sentido por eliminar de forma progresiva las restricciones de acceso a mercados, así como la existencia de barreras no arancelarias al comercio. “Todo este esfuerzo deberá ser acompañado de una reivindicación del sistema de solución de controversias a la interna del bloque; un conjunto de normas, órganos y procedimientos que no ha merecido la observancia debida de nuestros países”, subrayó.

Nin sostuvo que el MERCOSUR ha priorizado la agenda política y ha postergado el relacionamiento económico-comercial. “Ese hecho es incontrastable”, expresó. Añadió que si bien Uruguay mantiene un flujo de comercio con algunos socios que evidencia un componente significativo de valor agregado nacional, las cifras de exportaciones hacia esos destinos en los últimos tres años “reflejan una pérdida de dinamismo que nos inquieta y nos llama a la reflexión”.

El canciller puntualizó en tal sentido que hay empresas que se enfrentan a la falta de previsibilidad, “debido al padecimiento de políticas que restringen y paralizan el comercio, que amenazan la actividad y las fuentes laborales”.

Nin señaló que no es posible el perfeccionamiento de la unión aduanera cuando existen serias dificultades para viabilizar una zona de libre comercio. “Queremos superar la retórica vacía; aquella que subraya los valores de la unidad y el desarrollo de nuestros pueblos, al mismo tiempo que pone en riesgo sus puestos de trabajo y sus capacidades de desarrollo”, aseguró.

 

Relaciones exteriores

Accesos rápidos