Noticias

Sello de "Calidad con equidad de género"

Inmujeres implementará "Modelo de calidad con equidad de género" en UdelaR

Publicado: 04.10.2013

Este jueves 3, el Ministerio de Desarrollo Social —a través de Inmujeres— firmó un convenio con la Universidad de la República para la implementación del “Modelo de calidad con equidad de género” en la institución educativa. En la ocasión, las autoridades convinieron en la necesidad de detectar las desigualdades de género existentes para generar políticas que impulsen el ascenso de las mujeres a nivel laboral.

El convenio firmado con el MIDES para la implementación del “Modelo de calidad con equidad de género” le permitirá a la UdelaR obtener un sello de calidad, reconocimiento que visibiliza y ayuda a eliminar los sesgos de género de las actividades que realiza la institución. En la primera fase de la intervención, que abarcará siete facultades, se generará un diagnóstico que permitirá detectar estas brechas. 


Este modelo que lleva adelante el Instituto Nacional de las Mujeres tiene como propósito promover que las organizaciones públicas y privadas integren a su gestión organizacional la equidad de género asociada al aprovechamiento de las competencias del personal, con miras a incrementar la eficacia y la competitividad de las organizaciones así como la justicia social.

 

La actividad tuvo lugar en la sala Maggiolo de la UdelaR. Fue presidida por el rector de la Universidad, Rodrigo Arocena; el ministro de Desarrollo Social, Daniel Olesker, y la directora de Inmujeres, Beatriz Ramírez. 


Tras la firma del convenio, ambas partes con sus respectivos equipos expusieron sobre la iniciativa, en la que desde hace tiempo trabaja la Comisión de Equidad y Género de la Universidad. 


La detección del problema y sus soluciones

El ministro Daniel Olesker destacó que este proceso reconoce la existencia de desigualdades, lo que considera un punto de partida fundamental para poder tomar medidas. Al respecto, dijo que este no es solamente un problema de las instituciones públicas y aseguró que la desigualdad de género en el trabajo está ligada a las desigualdades en el entorno familiar y social.  


La directora de Inmujeres, Beatriz Ramírez, afirmó que se trata de un momento histórico para la universidad, ya que las diversas facultades analizarán su propia institucionalidad en un proceso de gestión de calidad con equidad, lo que “muestra la valentía de iniciar esta prospección", expresó. 


Asimismo, subrayó que Inmujeres coloca al servicio de la universidad su experiencia en la materia y manifestó su confianza en que estos cambios organizacionales impactarán positivamente tanto en el personal docente y no docente como —en un futuro— en el estudiantado.   


Por su parte, el rector de la UdelaR, Rodrigo Arocena, sostuvo que en Uruguay el 63 % de los estudiantes son mujeres, mientras que, a nivel docente, las mujeres ocupan abrumadoramente los grados más bajos de la universidad. 


El diagnóstico permitirá generar políticas que impulsen la asunción por las mujeres de las tareas académicas sin que esto perjudique su vida personal, especialmente las de aquellas que también son madres.


En este sentido, Arocena hizo énfasis en la necesidad de que “las propias mujeres, con su dinámica y su iniciativa, ayuden a las instituciones a ofrecer mejores posibilidades para combinar los estudios, la realización personal y la atención a la familia”. 


Sostuvo que, para ello, es necesario educar también a los hombres para colaborar en la crianza de los hijos y las tareas del hogar, cuestión que considera central dada la baja tasa de natalidad de nuestro país. “Los hombres tenemos que aprender, las instituciones tenemos que aprender”, concluyó.

Sin categoría

Accesos rápidos