Noticias

Patrimonio Mundial de la Humanidad

Equipo de Comisión del Patrimonio efectuó hallazgo arqueológico bajo los muelles del ex Frigorífico Anglo

Publicado: 18.04.2018

Arqueólogos de la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación hallaron un recipiente de hierro de 87 centímetros de diámetro y casi un metro de alto, presumiblemente utilizado a fines del siglo XIX para descargar carbón y sal. Los trabajos integran la segunda fase exploratoria realizada en el entorno de los muelles del Paisaje Industrial Fray Bentos, que incluye al ex Frigorífico Anglo y es previa a reconstruir el muelle.
Trabajo del equipo de arqueólogos en muelle de ex frigorífico Anglo
Pie de foto: Trabajo del equipo de arqueólogos en muelle de ex frigorífico Anglo

La búsqueda de objetos de valor patrimonial en el entorno de los muelles del Paisaje Industrial Fray Bentos aportó un hallazgo arqueológico que podría datar de fines del siglo XIX, cuando operaba la Liebig’s Extract of Meat Company, antecesora del Frigorífico Anglo. Se trata de un recipiente de hierro fundido de forma circular de 87 centímetros de diámetro y casi un metro de alto presumiblemente utilizado para la carga de sal y carbón.

El artefacto tiene una forma apenas cónica y base plana, con dos soportes laterales tipo muñones para hacerla pivotar. El recipiente se encontró a varios metros de profundidad y semienterrado bajo los muelles de madera, donde habría permanecido sumergido por más de un siglo. Aunque exhibe indicadores del transcurso del tiempo, la pieza se encuentra bien conservada y no presenta perforaciones, informó la Intendencia de Río Negro.

El hallazgo fue realizado por los arqueólogos Alejo Codero y Valerio Buffa, ambos son buzos de la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación  especializados en relevamientos de sitios subacuáticos y marítimos de importancia patrimonial. En la extracción, participó también Alfonso Quian, buzo profesional que colabora honorariamente con la comisión.

Según Alejo Cordero, quien también es curador de esa institución, la forma, el material y los procesos mediante los cuales fue construido este objeto indicarían que podría datar de fines del siglo XIX. El hierro se trabajó mediante dos técnicas distintas, colado y martillado, y las uniones están resueltas con remaches también de hierro.

Se estima que el recipiente encontrado podría haber sido utilizado para la descarga de sal y carbón, los dos insumos fundamentales que se importaban para el funcionamiento del complejo fabril. El muelle bajo el cual se encontró era, en esa época, el único que existía y se destinaba tanto a tareas de exportación como importación. El traslado del recipiente y su contenido era realizado por una grúa a vapor, anterior a las que actualmente se encuentran sobre el muelle.

La presente exploración subacuática es la segunda que se realiza en el área declarada patrimonio mundial por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). La búsqueda es parte de los estudios de impacto necesarios para planificar la futura reconstrucción del muelle principal del ex frigorífico, a cargo del Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

La arqueóloga del equipo técnico del paisaje industrial, Andrea Castillo, que dirige los estudios de impacto arqueológico para la reconstrucción del muelle, destacó que “los estudios subacuáticos se limitan al área más próxima a los muelles, porque allí se realizará una obra, pero tenemos planificado retomar la búsqueda de bienes de valor patrimonial en toda el área acuática de amortiguación”. Sobre el hallazgo, Castillo adelantó que “la prioridad es asegurar la perfecta conservación de la pieza, que es también parte del patrimonio mundial”.

El recipiente fue momentáneamente extraído del agua para planificar la forma ideal de trasladarlo, tratarlo y conservarlo evitando su deterioro o descomposición. Una vez analizado el estado de conservación, su peso aproximado y la resistencia del material, el recipiente volvió a ser depositado en el lecho marino para evitar su alteración por el contacto con el oxígeno. La extracción definitiva se realizará en algunas semanas, una vez que se disponga de los materiales para garantizar su óptima conservación en el propio ex Frigorífico Anglo.

 

Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos