Noticias

Política de Estado

Plan de Cuidados para la Primera Infancia supervisará que estándares de calidad se cumplan

Publicado: 02.12.2015

El Primer Plan de Cuidados para la Primera Infancia que es parte del Sistema Nacional de Cuidados se presentó este miércoles 2 en Torre Ejecutiva. Julio Bango responsable del área dijo que en Uruguay hay servicios de cuidados desde hace mucho tiempo, pero no un sistema. El sistema creado avanzará en controles de calidad y supervisión y en la concreción de servicios con lógica ciudadana y no solamente institucional.
Responsable del Sistema Nacional de Cuidados, Julio Bango
Pie de foto: Responsable del Sistema Nacional de Cuidados, Julio Bango

Bango dijo que en Uruguay hay servicios de cuidados desde hace mucho tiempo, pero no un sistema que defina a nivel general, que debe ser un jardín, un centro caif, un centro diurno o un centro de educación inicial privado, con los estándares de calidad que deben cumplir esos servicios. Agregó que el sistema abordará los instrumentos de supervisión para que esos estándares de calidad se cumplan en los servicios de primera infancia.

Actualmente cada servicio o institución tiene su servicio de supervisión, hecho que tiene relación con la ausencia de una perspectiva sistémica, aseguró.

En tal sentido dijo que el Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU), el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), además de la responsabilidad y la competencia que tienen en materia de infancia, también tienen la responsabilidad de construir un sistema de cuidados desde la lógica de las personas y no solamente institucional.

“Es un cambio cualitativo y se trabaja para tener una supervisión del sistema. Un sistema de protección social de cuidados requiere de la articulación de dos grandes vectores que son la crianza y los cuidados”.

Sistema de cuidados
Bango dijo que este martes 1 culminó en Colonia la presentación del Sistema de Cuidados, evento que fue parte de la gira que desde el 1º de octubre se realizó por todos los departamentos del país con el objetivo de interactuar con las organizaciones y la sociedad en general.

El funcionario afirmó que una planificación requiere espacios de flexibilidad para que el territorio especifique y dote de contenidos finales a la política.

Relató que en 2011 comenzó un proceso de discusión en el que participaron más de 1.800 organizaciones a nivel del país, con el objetivo de aportar sobre cómo debería ser un sistema de cuidados, lo que es parte de un proceso de acumulación con el que se construyó el qué, pero ahora es el momento del cómo en cuanto a la aplicación de la política pública en acción.

De esta forma se creó el cuarto pilar del sistema de protección social que está compuesto por el sistema de salud, el sistema de seguridad social, el sistema educativo y ahora, el sistema de cuidados.

La aprobación de la ley el pasado 18 de noviembre trae como consecuencia que los niños, las niñas de 0 a 12 años (con especial énfasis en la primera infancia de 0 a 3 años) y las personas que están en situación de dependencia con discapacidad o adultos mayores tienen, ahora, derecho a ser cuidados.

Bango dijo que nuestro país está atravesando la fase 4 de transición demográfica avanzada, la cual se caracteriza por una baja en la tasa de fecundidad, una baja en la tasa de mortalidad, un aumento en la esperanza de vida y en la medida de que el saldo entre migración, inmigración y emigración se compense algebraicamente, genera una estructura de edades en la sociedad, con un sesgo hacia los sectores con más edad.

“Que la gente viva más tiempo no es un problema en sí mismo, es un indicador de una mejora de la calidad de vida promedio de la sociedad. Entre los efectos sociales que genera tener una sociedad envejecida es que hay más personas para ser cuidadas y el tema es quiénes son los que cuidan”. Aseguró que las personas que más cuidan actualmente en Uruguay son las mujeres que realizan un trabajo no remunerado en las familias.

Bango dijo que son cuatro los ejes que configuran un sistema de bienestar compuesto por la sociedad, la familia, el Estado y el mercado, que necesitan una mayor articulación para cumplir con los objetivos del sistema de cuidados.

La política de cuidados es transversal y convoca a distintos organismos del Estado en su ejecución y en su efectivización, agregó.

Recordó que los principios del sistema de cuidados son la solidaridad, la autonomía relacional  y el principio de corresponsabilidad entre varones y mujeres en el cuidado y también entre Estado, mercado, familia y comunidad.

La construcción de un sistema de cuidados requiere de políticas regulatorias, sobre las casas de larga estadía; o la formación por ejemplo, de asistentes personales; además de gestión de la información y el conocimiento de políticas de comunicación para movilizar y generar una autoreflexión acerca de la corresponsabilidad de género en cuanto a cuidados de los niños, aseguró el funcionario.

Derechos humanos, Políticas sociales , Cultura, educación, ciencia y deporte

Accesos rápidos